El corre, corre

Muchas veces recibo la pregunta, ¿Cómo le haces?

Casi siempre respondo “igual que tu”. Hoy en día todos estamos ocupados y por mí, esta bien. Yo no tengo ningún sentimiento encontrado con el “síndrome de estar ocupado”. Que bonito es tener que hacer, mantener la mente ocupada y sentirse querido con tanto evento a donde uno es invitado. Estar ocupado es una bendición.

Pero volviendo un poco al tema de como le hago, les cuento un poco de mi día a día.

Ayer justo comentaba que llevo 5 años de realmente no saber que es dormir bien, ya que mi hija mayor tiene 5.  El día que uno se convierte en papa, el sueño pasa a ser segundo plano…  Entonces mi día comienza a las 5:45 am despertando a mi hija mayor para que se vaya al colegio.  Cuatro días a la semana hago ejercicio a las 6:30 am (si es que me levanto). Para las 8:30 am ya voy para afuera a trabajar. ¡Muchas veces salgo corriendo y con una GRAN NECESIDAD de tomarme un CAFÉ! Si, NECESITO UN CAFÉ. También cuando uno se vuelve papa hay cosas que eran de segundo plano que pasan a ser una prioridad.  TOMAR CAFÉ, es una PRIORIDAD.  Me gusta pasar por un “drive thru” comprando un café para mí y otro para mí “partner in crime, socio, amigo, enemigo…” para comenzar bien la batalla del día.  Si le llevo un café logro muchos de mis objetivos del día (cheques para proveedores de cosas de mercadeo que un cavernícola no entiende para que son…)

EL CAFÉ ES UNA NECESIDAD.

LJ2.jpg

Luego paso toda la mañana en mi oficina, a veces siento que no hice nada y otros días que conquiste el mundo; pero el café es un factor muy influenciable de como me siento.

Si me ofrecen otro café a media mañana, me lo tomo.

Salgo de nuevo corriendo a las 12:15pm para hacer mi gira de recoger niños en coles y paradas de bus, llegamos todos finalmente cansados, con hambre, mal humorados a la 1pm a la casa.

Recargamos energía y comemos un delicioso almuerzo hecho en casa. ¿Adivinen con que debe terminar el almuerzo?…

¡SI, UN CAFÉ!

El café es NECESARIO para poder sobrevivir la tarde con 3 niños entre las edades de 5 años y 10 meses.

Con café todo es posible, me vuelvo SUPERMOM. Me siento que puedo conquistar el mundo con los 3 niños sobre mi espalda. Un día me sentí tan SUPER HÉROE que me lleve a los tres niños solos hacer el super del mes. Dos iban en la carreta y el niño en un cargador tipo kanguro. La gente se me quedaba viendo admirando mi atrevimiento. Tanto así que una señora se acercó a mí y me dijo: “Verdad que si se puede”.  Y si, todo es posible con la suficiente dosis de café encima pensé yo.

Y bueno uno reza porque empiece a caer el sol y se acabe el día. Que todos se vayan a dormir. Y luego viene el VINO.

Si el VINO y el CAFÉ se han vuelto una NECESIDAD en mi día a día.

Café para sobrevivir y Vino para tratar de dormir.

lj6

Un comentario sobre “El corre, corre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s