Dios, el león y la castora, el cavernícola y la recolectora

Me encuentro en una etapa bonita de la vida, todo marcha bien.  Estamos bendecidos.   Hace poco tuve que llenar un formulario acerca de mi perfil como empresaria.  Una de las preguntas era cuál es mi mayor meta.  Como el formulario era en entorno a negocios, me imagino que querían una respuesta de meta tipo empresaria, algo así como “crecer el negocio a una multinacional con presencia en x cantidad de países”.  Sin embargo mi meta y proyecto mas importante en la vida es mi familia.

Tengo poca experiencia en esto.  Apenas llevo siete años en esta aventura, pero quiero contarles, sobretodo a los que están empezando, a los que están en las mismas y a aquellos que admiro mucho porque me llevan ventaja, algo que, sin saberlo, me ha ayudado a construir algo un poco más sólido.  Nos tropezamos con varios personajes que se volvieron parte importante de nuestro dia a dia.

Éramos novios.  Estábamos comprometidos, a solo dos semanas de casarnos y una amiga nos invitó a participar en un taller de personalidades.  A mi cavernícola y a mí nos encanta asistir a todo tipo de charla, platica o taller que sea para superación personal.  Ambos reconocemos que nos cae bien de vez en cuando… así que asistimos con entusiasmo.  En el taller, las personalidades eran descritas como animales. Luego de varias actividades, llegamos a la conclusión de que él era un león y yo una castora.  

personality_test_lion-beaver_otter_-golden_retriever-31

El león es líder por naturaleza.  Por lo general es el primer hijo de la familia, tiene un carácter muy fuerte, no cree en leer instrucciones ni manuales, todo lo hace por sus propios medios, va abriendo brecha para los demás y a eso esta acostumbrado.  Es testarudo, decidido, fuerte y obstinado en sus ideas e ideales.

El castor es sumamente ordenado.  Tiene que leer el manual de instrucciones para cualquier acción, para todo tiene que tener un plan y este no se puede cambiar sin aviso previo porque se le cae el mundo en el momento que algo se sale de su control.  No le gustan las sorpresas a menos que sea tipo un cumpleaños sorpresa de otra manera no toma bien los cambios abruptos.

Sí. Definitivamente él es león y yo castora.

Tiempo después, por casualidad fuimos una obra de teatro que se titula “Defendiendo al cavernícola”, que por cierto está recomendadísima (acabo de escuchar en el radio que la van a estar presentando del 19 de Enero al 20 de Febrero en el Teatro IGA).  Es muy buena, sobretodo para entendernos como pareja y como especie humana.  Fue allí dónde entendí qué supone ser un cavernícola, como lo es mi marido, y qué supone ser una recolectora, como lo soy yo.

El cavernícola era aquella especie humana que, como su nombre lo dice, vivía en las cavernas y tenia que ser estratégico para poder sobrevivir.  Dentro de su estrategia estaba proveer a la familia de comer.  Él y toda su descendencia tienen que comer, por lo que el cavernícola debe salir desde muy temprano y en las praderas una presa para traer de vuelta a la cueva. Debe ir solo o, si mucho, con un compañero más pero no pueden hablar.  Si hablan, se delatan y ellos se convierten en presa.  Su día es largo y cansado.  También son protectores y territoriales, por lo tanto a veces actúan de manera irracional o simplemente las mujeres no entienden su comportamiento tan errático, por ejemplo cuando un hombre no sabe hacia dónde se dirige, está perdido y se reúsa a pedir direcciones…

La recolectora es humano mujer.  Tiene que caminar largas distancias para recolectar semillas y frutas, y llevarlas de vuelta a la cueva.  Generalmente va acompañada de las demás recolectoras del área y van hablando para ir espantando animales que se cruzan por su camino.  A las recolectoras les encanta hablar y hablar.  Llevan una bolsa durable y grande para ir metiendo todo lo que recolectan, caminan largas distancias, por lo tanto necesitan zapatos que protejan sus pies.  No por nada nos encanta cuchubalear, ir de shopping y comprar bolsas y zapatos (muchas bolsas y muchos zapatos).  También somos territoriales, la cueva es nuestra y, aunque el cavernícola habitaba en ella antes que nosotras, el momento que ponemos pie adentro, “nuestra” cueva se vuelve de la mujer…

Sí, él es cavernícola y yo soy recolectora.  Y, por si no es obvio, de aquí sale el apodo que le puse a mi esposo, ya que me casé con uno que es bastante primitivo.

colourbox6980026

Luego de habernos encontrado con nuestro verdadero “yo”, comenzamos a entendernos como individuos y aceptarnos como tal.  Es imposible construir una buena relación sino se acepta uno a sí mismo.  Seis meses después de habernos casado, finalmente, nos encontramos con Dios. Fuimos a un retiro matrimonial de dos días, “Dos somos tres”.  En esos dos días nos dimos cuenta que estos tres tropezones con estos distintos personajes nos han ayudado mucho a entendernos como hombre y mujer, como esposo y esposa y como especie humana.

retiro
Foto del Retiro “Dos somos tres”

No somos perfectos, ni pretendemos serlo.  En aquél entonces entendí que solo podremos hacerle frente a las adversidades y a las alegrías si nos comenzamos a comprender y comunicar desde la perspectiva de cada uno: él como un león cavernícola, y yo como castora recolectora. Pero más allá de eso, y quizás lo más importante, si lo hacemos a través del amor que Dios nos da.

Cuando uno se entiende, se comprende y tiene a Dios presente es mas fácil amar a la otra persona y crecer juntos hacia la misma dirección.  El matrimonio es difícil, pero solo perdiendo el miedo a abrirnos y, de esa manera, conocernos a profundidad, podremos sobrellevarlo. Más allá de separarnos, las diferencias nos complementan y nos enriquecen. Esa es la lección más valiosa que estos personajes me han dado, solo así se construye un hogar sólido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s