El amor como niebla

Era una de esas noches en que la mente no descansa con tantos pendientes e ideas. Pero mi cuerpo se había rendido, y simplemente no quería hacer nada más que mover un dedo. Y eso estaba haciendo. Estaba acostada en mi cama, con mis pj’s favoritas puestas, la televisión prendida para que me hiciera compañía, y, por supuesto, una copa de vino en una mano. Mi otra mano me estaba sirviendo para divagar en Instagram un rato. Fue en ese momento en que una gran nostalgia y un gran amor invadió mi corazón. La razón, una foto que me trajo muchísimos recuerdos.

 

La foto se trataba de una imagen de la laguna Magdalena, en Huehuetenango. Pero no era el típico retrato donde se puede admirar el agua cristalina y turquesa rodeada de frondosas plantas. No, esta foto era diferente. Era mística. Gritaba paz, amor, magia, pero a su vez, transmitía un profundo silencio y una intensa calma. Era un paisaje gris, húmedo y frío. Se podía ver la laguna Magdalena entre una montaña y una pradera, siendo abrazada por una espesa niebla gris mientras, en lo alto, un cielo nublado vigilaba el paisaje. El pasto de la pradera, a pesar de su cercanía al agua, parecía necesitar un poco más de eso que tiene tan cerca, pero está tan lejos. El agua, tan estática, reflejaba todo su contorno, y se transformó en un espejo gigante de la naturaleza. La magia está ahí, entre la niebla que sale de lo estático del agua y nubla el horizonte causando incertidumbre, como pocas cosas pueden hacerlo. Pocas cosas, como el amor.

En lugar de seguir bajando para ver más publicaciones, me detuve un rato a observar detenidamente esta fotografía. Me llamó la atención la sensación tan extraña que sentía mientras la miraba. Aún puedo oír los gritos que esta imagen exclamaba en mi cabeza. Me transporté entonces a ese lugar dónde todo comenzó hace un poco más de nueve años, y regresé a ese día, a ese momento y a ese sentimiento. En esa foto, la laguna parece ser el lugar místico perfecto para contar una historia de amor.

Screen Shot 2017-08-04 at 4.46.21 PM

 

Nos encontramos en medio de la calle. La conexión que sentimos fue inmediata y fue mutua. Podríamos llamarlo amor, magia, incertidumbre o, si son creyentes como yo, Dios. Pero, con el pasar de los años, he comprobado que esta conexión que aquél día sentí en medio de aquella calle, ha ido cambiando, madurando y solidificándose. Sí, a pesar de los pesares, el amor puede durar para siempre.

 

Luego de ese encuentro, pasaron varias semanas hasta que un día, esta persona desconocida que me intrigaba tanto, me invitó a la primera de tantas aventuras que hemos vivido. Me preguntó si quería conocer uno de los lugares más mágicos y místicos de Guatemala. En mi ceguera de enamoramiento e ingenuidad, le dije que sí.

 

Si conocen la laguna Magdalena, saben que no miento cuando digo que no es fácil llegar. Salimos un sábado en la madrugada para emprender un recorrido de aproximadamente seis horas hasta Huehuetenango. Al llegar ahí, seguimos por un camino de tierra empinado que nos llevaría a la laguna Magdalena. El paisaje era, digamos, “lindo” o “bonito”. No era un panorama impactante, ni mucho menos encantador o hechizante. Estábamos en una montaña a cientos de kilómetros lejos de la ciudad, incomunicados, con frío y sin mayor comodidad. Pero, a pesar de ello, yo estaba a la espera de que algo causara algún tipo de fascinación en mí. Y exactamente eso pasó.

1924000_39335656350_5550_n

Acampamos esa noche para comenzar la caminata hacia la laguna de madrugada. Luego de algunas horas de sueño, despertamos e iniciamos el último trayecto del viaje. El camino fue largo, duro y cansado. Recuerdo que yo sentía que nunca íbamos a llegar. Los minutos eran eternos, hasta que llegamos. Wow. Nunca pensé que las montañas podían esconder un paisaje tan admirable. Para mí fue impactante darme cuenta que podía existir esta belleza y esta mística en un mismo lugar. Estuvimos un rato contemplando la laguna, y yo recuerdo que observaba hasta el más mínimo detalle del lugar, esforzándome para poder grabar esas imágenes tan hermosas en mi mente y así nunca olvidarlas.

1930537_27288188881_4146_n

Nos despedimos de la laguna, y emprendimos el viaje de retorno. Poco tiempo después de haber regresado de ese viaje, nos hicimos novios y siete meses después nos comprometimos. Hoy, nueve años después, somos esposos y papás de tres niños, quiénes le han venido a dar vuelta a nuestro mundo entero.

Estoy en un punto totalmente distinto al que estaba ese día que llegué a la laguna. Mis sentimientos hacia mi esposo son completamente diferentes hoy. Aquél día estábamos en el principio de nuestra relación, había ilusión, atracción, expectación, un enamoramiento diferente y las típicas mariposas en el estómago. Pero las relaciones van cambiando, más que eso, van madurando y van creciendo. Una ilusión no puede durar para siempre, pero un amor maduro, sí. Esta foto me recordó que es necesario crecer y madurar para mantenerse en la eternidad. Pero más allá de eso, es necesario que nos dejemos envolver por el misticismo del amor para que esto suceda. Así como la laguna se deja abrazar por la niebla, transformándola así en un lugar tan mágico y tan bello.

 

La laguna Magdalena representa algo tan especial para mi vida. Es el inicio de este camino tan peculiar que se llama matrimonio. Tal vez si no me hubiese decidido por ir a ese viaje, hoy no estaría aquí. Me recordó esa ilusión y ese enamoramiento que sentía aquél día, y luego aquél impacto que me causó ver el cielo reflejado en esa laguna tan cristalina. Realmente, no puedo explicar la nostalgia que me transmitió esta imagen, pero sí puedo decirles que observarla me recordó algo tan importante que me ha ayudado a construir mi vida: el amor.

1a_cristina_paris_22.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s